Self Made 💕

Hoy le quiero escribir a las soñadoras, como yo.

La verdad hace tiempo que no aparecía por aquí a escribirles una entrada en este blog, pero nunca encontraba el tema perfecto. Pero ya ven…se hizo la luz.

Resulta que me escriben muuucho sobre cómo hacer crecer una marca personal, como lograr colaboraciones, como crecer los seguidores, como conseguir productos, como perder el miedo; como, como, como…y para serles honesta, ni yo estoy segura hasta el momento.

Pero una cosa si es segura: si no crees en ti, no lograrás nada.

Stop saying I can’t. YOU CAN.

Lo sé, suena bastanteeee cliché, pero es así como funcionan las cosas, y no solo aquí, en la vida. Quizás yo no sea una experta en cómo hacer que las cosas sobre cómo ser una gran y exitosa blogger e instagramer/influencer (OMG 🙄) funcionen de la manera correcta, pero si se sobre no creer en ti y dejar que el miedo te oprima. Me atrevo a decir que había vivido en miedo toda mi vida. Si, había. Porque un día me lance a lo desconocido.

Y es duro. Cuesta arriba. Hay días en que querrás, como me ha pasado, simplemente abandonarlo todo porque si hay algo difícil es emprender camino por una vereda.

Pero quiero hacerles una pregunta: ¿Cuantas vidas tienes?

Yo tengo una. Y la verdad es que quiero vivirla de una manera: FELIZ. Así que, por qué no hacer lo que me hace A MI feliz?

Do what makes your soul shine

Más adelante abundaremos en el tema de la marca personal y cómo hacer que esta crezca y demás, pero es imposible hablar de aquello sin tener en claro que lo más importante, eres tú.

Y para finalizar que tengo sueño porque son las 3am, les dejaré esta reflexión de uno de mis favoritos, Jim Carrey:

Mi padre pudo haber sido un gran comediante pero el no creía que eso era posible para el, así que hizo una elección conservadora. En vez de eso, consiguió un trabajo seguro como contador y cuánto yo tenía 12 años el fue liberado de ese trabajo seguro, y nuestra familia tuvo que hacer lo que sea que pudo para sobrevivir. Aprendí muchas grandes lecciones de mi padre. Una de las cuales fue: puedes fallar en lo que no quieres. Así que mejor podrías arriesgarte a hacer lo que amas.